Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Usted está aquí: Historia del Posgrado

Historia del posgrado

Desde 1951 hasta 1963 inclusive, la Facultad de Ciencias Veterinarias establecía que el título de grado que se otorgaba a los egresados de la carrera era el de Doctor en Ciencias Veterinarias. Para obtenerlo se debían aprobar todas las materias del plan de estudios de la carrera del Doctorado en Ciencias Veterinarias y, luego, un trabajo de tesis.
A partir de 1963, se acordó otorgar dos títulos:
Para el grado, el de Médico Veterinario, al finalizar la carrera y una vez rendidas y aprobadas todas las asignaturas exigidas en el plan de estudios.
Para el posgrado, el de Doctor en Ciencias Veterinarias, a todo aquel egresado que aprobara un trabajo de tesis.
El primer Médico Veterinario en obtener su título de Doctor en Ciencias Veterinarias con esta modalidad (rindiendo una tesis frente a 5 jurados) fue Moisés Capera Lozano, el 15 de noviembre de 1966.
El 16 de febrero de 1977 quien fuera en ese entonces Decano de la Facultad, el Doctor Hugo José Fernández de Liger, consideró una "prioridad" programar las carreras de posgrado y resolvió crear una comisión constituida por 24 miembros y un coordinador -cargo que ocupó el Doctor Emilio Juan Gimeno-, para elaborar "un anteproyecto de la carrera de post-grado".
Producir este documento demandó dos años y, el 23 de enero de 1979, el Doctor Gimeno, en una comunicación dirigida al Doctor Fernández de Liger, presentó las bases de la creación del Departamento de Posgrado que incluía "aspectos organizativos curriculares de contenidos para la implementación de cursos y grados académicos de cuarto nivel".
Para evaluar el plan, Fernández de Liger creó una Comisión integrada por los Doctores Jorge Eduardo Errecalde, María Elisa Etcheverrigaray (quien luego sería la primera Secretaria de Posgrado), Néstor Ángel Menéndez y Jorge Augusto Lasta, a la que más tarde se incorporó Alcides Amilcar Martín (quien luego ocuparía, en segunda instancia, la Dirección del Departamento).
La propuesta presentada definía al Departamento como "un centro de máximo nivel académico, donde los graduados perfeccionan y profundizan conocimientos mediante cursos de corta, mediana y larga duración, acceden al grado académico de Magíster Scientiae, cumplen trabajos de investigación y tesis doctorales, desarrollan y aplican tecnologías, trabajan para el progreso científico y estudian problemas vinculados a la salud animal, la producción pecuaria y la salud pública".
Finalmente, el proyecto fue evaluado por una comisión asesora del Decano integrada por los Doctores Mario Ochoa, Alfredo Manzullo y Cecilio Alberdi el 19 de abril de 1979: "Habiendo considerado el contenido del anteproyecto de creación del Departamento de Posgrado de esta casa de estudios cuyos antecedentes fueron estudiados detenidamente pues su aplicación se hace sumamente necesaria en las actuales circunstancias educacionales no hay objeciones que formular al mismo y se permite proponerle su aprobación para elevarlo a tratamiento de las autoridades de la Universidad".
Para el 14 de agosto de ese año, la Comisión de Interpretación y Reglamento, asesora del Honorable Consejo Superior de la Universidad, ya había aconsejado al entonces Rector Doctor Guillermo Gallo "que, hasta tanto el Ministerio de Cultura y Educación establezca las pautas por las que se regirá la enseñanza de nivel cuaternario, considera prudente reservar estas actuaciones".
Luego de ello, Fernández de Liger reenvió a la Universidad el proyecto aclarando que "en atención a que existe en nuestro conocimiento la intención de reglamentar por parte del Ministerio de Educación el régimen de otorgamiento de títulos de nivel cuaternario nos permitimos aclarar que en consecuencia quedará postergado hasta tanto se dictamine al respecto el otorgamiento de grados y niveles académicos en los cursos a organizar por el mencionado departamento.En tal sentido queda aclarado que los cursos y actividades a desarrollar por este Departamento serán estrictamente considerados de perfeccionamiento y nivelación, excluyendo taxativamente todo lo referente al otorgamiento de grado académico, hasta tanto las reglamente la superioridad en toda su extensión".
Modificado el proyecto, se aclara que será "un centro enseñanza académica superior donde los graduados perfeccionen y profundicen conocimientos mediante cursos de corta, mediana y larga duración, pudiendo acceder a los grados académicos equivalentes a Magíster Scientiae o doctorado según las normas oficiales que rijan en la materia".
Respecto de las áreas de actividad profesional del Departamento, el nuevo texto dice que "las áreas de desarrollo de la actividad profesional pueden definirse dentro de las siguientes orientaciones: Clínica y Salud animal, Salud Pública y Medicina Preventiva y Producción Animal". Y continua: "el departamento de posgrado se apoyará en la siguiente estructura" :

1) Dirección del Departamento
2) Comité Asesor
3) Coordinadores de Áreas
4) Juntas asesoras de cursos

En el apartado que describe los tipos de cursos que se dictarán se aclara esta vez que "el grado académico recibido al final del curso será ajustado a las normas nacionales que se establezcan pudiendo completar el doctorado con un trabajo experimental previamente determinado durante el período de aprendizaje más un aditamento de currículum que, la mencionada reglamentación a implementar establezca en las universidades nacionales".
El documento que la Universidad solicita se modifique deja sentadas las bases para armar un reglamento de lo que será el doctorado en ciencias veterinarias.
Prueba de ello es que en el artículo 20 se aclara: "Sin perjuicio de las normas generales que el régimen de tesis de las universidades nacionales establezca, a las cuales este departamento se ajustará, se determinarán, por reglamentación especial suscripta por el decano los detalles especiales de implementación que para tal efecto se completen con la reglamentación general mencionada. Esta reglamentación puntualizará específicamente los principios fundamentales del método científico experimental al que deberá circunscribirse ese tipo de trabajos".
El 8 de noviembre de 1979, el rector Gallo, informa que las comisiones asesoras de la presidencia han decidido aprobar la creación del Departamento.
Catorce días después, el 22 de noviembre, el decano Fernández de Liger resuelve designar al Doctor Emilio Juan Gimeno como Director del Departamento de Posgrado de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata, designar como Secretario del Departamento al Doctor Jorge Lasta con carácter de excepción y completar el comité asesor con los Doctores Alcides Martín, Jorge Errecalde, Néstor Menéndez y María Elisa Etcheverrigaray como miembros titulares.
A partir del 9 de julio de 1980, el Doctor Alcides Martín se hace cargo de la Dirección del Departamento y ocupa el cargo hasta el 27 de febrero de 1989.
La actividad del Departamento de Posgrado se mantiene hasta mediados de los años 80 pero se va diluyendo lentamente su actividad con el tiempo.
El 17 de abril de 1986 el Decano Horacio García Valenti crea la Secretaría de Extensión Universitaria que pasaría a ocuparse de las cuestiones relativas a las actividades de Posgrado.
En la Resolución Nº 184/86 se aclara que "visto que la Facultad no cuenta en la actualidad con ninguna dependencia que permita el contacto con los profesionales y productores de las distintas áreas que abarca la profesión y considerando la importancia de poder hacer conocer a toda la comunidad productiva y profesional los adelantos científicos y tecnológicos que se generan en esta casa de estudios resuelve crear la Secretaría de Extensión Universitaria y que el Departamento de Posgrado pasará a depender de ella".
El Honorable Consejo Académico aprueba la organización y puesta en marcha de la Secretaría el 2 de octubre del mismo año.
El 4 de mayo de 1987 el Decano Decano designa como primer Secretario de Extensión al Médico Veterinario Esteban Uranga. Le siguieron en el cargo el Médico Veterinario Rogelio Bruniard, la Bacterióloga Sandra Arauz, la Médica Veterinaria Marcela Morette, el Doctor Marcelo Pecoraro, la Bacterióloga Cecilia Di Lorenzo, la Médica Veterinaria Alicia Antonini, el Doctor Jorge Romero y, actualmente, el Médico Veterinario Eduardo Rafael Pons.
El 11 de diciembre de 1990 el Secretario de Asuntos Académicos Rogelio Bruniard eleva un proyecto de creación de las Secretarías de Posgrado y Ciencia y Técnica. Se designa como primera Secretaria de Posgrado a la Doctora María Elisa Echeverrigaray, cargo en que la suceden los Doctores Eduardo Durante, Pilar Peral García y, desde 2007, el Doctor Eduardo Mórtola.
Una vez creada la Secretaría de Posgrado todas las cuestiones relativas a las actividades de formación de profesionales de corta, mediana y larga duración pasan a su órbita y se crea el Reglamento de la Carrera de Doctorado.
Este reglamento sufrió modificaciones parciales en los años sucesivos, hasta que se reestructuró casi completamente en 2008 en función de las nuevas demandas de los doctorandos y de los requerimientos formulados por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU).
Se creó además el Reglamento para la carrera del Doctorado en Microbiología Clínica e Industrial, en concordancia con el cambio de denominación, currícula e incumbencias de la carrera de grado que lleva el mismo nombre.